El cantón

image25

Escudo

image26

Bandera

Creación

En ley No. 7 de 25 de mayo de 1883, se creó el cantón con el nombre de Pacaca, de la provincia de San José. En esa oportunidad no se fijaron los distritos de este nuevo cantón. 

Aspectos Físicos

Geología

El cantón de Mora está constituido geológicamente por materiales de los periodos Terciario y Cuaternario, son las rocas sedimentarias del Terciario las que predominan en la región.

Del periodo Terciario se encuentran rocas de origen sedimentario volcánico e intrusivo, de la época Mioceno. Las sedimentarias están agrupadas bajo el nombre de Formación Pacacua, que corresponde a una secuencia de materiales, constituida por interestratificaciones de conglomerados brechosos y areniscas conglomeráticas, areniscas, limolitas y lutitas, todas tobáceas, en algunas partes con coloraciones moráceas, la cual está comprendida por el sector este de ciudad Colón, márgenes del curso medio y superior del río Jaris, al sureste del poblado Corralar y el límite oeste del cantón. Las rocas volcánicas están representadas por el grupo Aguacate, el cual está compuesto principalmente por coladas de andesita y basalto, aglomerados, brechas y tobas; ubicadas en una franja de noroeste a sureste, desde el sector al suroeste y sur del poblado de San Isidro de Balsa, hasta el de Piedras Blancas, próximo al límite con los cantones de Puriscal y Acosta. Las rocas intrusivas pertenecen a los Intrusivos Acidos de la Cordillera de Talamanca, tales como dioritas cuárcicas y granodioritas también gabros y granitos; los cuales se ubican en un pequeño sector de los cerros de Escazú.

Entre los materiales del período Cuaternario, se localizan rocas de origen volcánico y sedimentario de la época Holoceno. Los primeros corresponden a materiales Volcánicos tales como lavas, tobas y piroclastos situados en el sector aledaño a villa Piedras Negras y el área al este y oeste de la misma; y a edificios volcánicos recientes y actuales, y Piroclásticos asociados, los cuales se ubican aledaño a hacienda El Rodeo. De las rocas sedimentarias, se encuentran Depósitos Fluviales y Coluviales, localizados en las cercanías de ciudad Colón, villa Tabarcia y el poblado Corralar.


Geomorfología

El cantón de Mora presenta dos unidades geomórficas, como son las formas de Origen Volcánico y la Originada por Acción Instrusiva.

La unidad de Origen Volcánico se divide en tres subunidades, denominadas Serranía de Laderas de Fuerte Pendiente, Relleno Volcánico del Valle Central y Restos de Topografía Plana Formados por Ignimbritas. La subunidad Serranía de Laderas de Fuerte Pendiente; se localiza en la zona comprendida por ciudad Colón, villa Picagres, y los poblados Bajo Bustamente y Piedras Blancas; así como parte del sector noreste del cantón; está formada por laderas de fuerte pendiente, caracterizado por la facilidad de sus terrenos a originar deslizamientos; se compone principalmente por rocas volcánicas, aunque también hay sedimentarias, las primeras en su gran mayoría están profundamente meteorizadas, lo cual favorece los deslizamientos; su origen se debe a la erosión de las anteriores rocas. La subunidad relleno volcánico del Valle Central, se localiza en la márgen del río Virilla, desde ciudad Colón hasta su confluencia con el río Picagres; esta subunidad corresponde a un relieve plano ondulado; está formada en superficie por rocas sedimentarias, las lavas son del tipo andesítico; geomorfológicamente, esta subunidad no es un valle, sin embargo para efectos políticos, socio económicos y todo tipo de referencia, se considera preferible seguirlo denominando Valle Central; el nombre técnico correcto es fosa tectónica, debido a la presencia de una falla a todo lo largo del pie de la sierra volcánica Central, la cual está evidenciada por la existencia de fuentes termominerales, así como la interrupción brusca y alineada con la supuesta falla de las estribaciones que bajan de la mencionada sierra hacia el valle; lo mismo que por la presencia de un vulcanismo sin explicación aparente (Formación Pacacua), en correspondencia con la posición de la falla o cerca de ella. La subunidad Restos de Topografía Plana Formados por Ignimbritas, se sitúa en las proximidades del poblado San Isidro de Chucás; la cual corresponde a una superficie casi horizontal, no hay ríos o quebradas sobre ella, está formada por ignimbritas con un grado de consolidación variable; su origen se debe a corrientes de ignimbritas que bajaron por el incipiente valle del río Tárcoles hace algunos miles de años.

La unidad originada por Acción Intrusiva, representada por el Macizo de Escazú, se localiza en el sector este del cantón, entre ciudad Colón y el poblado Piedras Blancas, la cual se caracteriza por presentar laderas de fuerte pendiente. Las divisorias son redondeadas pero muy escarpadas. Esta unidad se compone propiamente de rocas ígneas intrusivas y volcánicas con escamas o intercalaciones de sedimentos, las cuales en superficie se encuentran muy meteorizadas. Se observan evidencias de la acción hidrotermal y neumatolítica a consecuencia de la vecindad en el subsuelo de masas intrusivas manifestadas con calinización de las rocas, hilillos de sílice y silicificación en general. La unidad se originó por la acción causada por cuerpos intrusivos.


Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano, de los distritos del cantón son las siguientes:

Ciudad Colón 840, Villa Guayabo 996, Villa Tabarcia 817, Villa Piedras Negras 505 y Villa Picagres 520.


Hidrografía

El sistema fluvial del cantónde Mora, corresponde a la vertiente del Pacifico, el cual pertenece a las cuencas de los ríos Grande de Tárcoles y Pirrís.

La primera es drenada por los ríos Pacacua, Jaris, y Picagres con sus afluentes las dos quebradas Grandes; lo mismo que por las quebradas Honda y Muerte; los cuales son afluentes del río Virilla; este último junto con el Grande dan origen al río Grande de Tárcoles, al cual se le une el río Chucás. El río Jaris, Pacacua, las quebradas Honda y fila Diamante, los cuales presentan un rumbo de sureste a noroeste. Los ríos Virilla, Grande de Tárcoles, Chucás, y las quebradas Grandes y Muerte son límites cantonales; el primero con Alajuela; el segundo con Atenas, ambos de la provincia Alajuela; el tercero con Turrubares y Puriscal; la cuarta con el cantón citado anteriormente y la última con Santa Ana.

La cuenca del río Pirrís es irrigada por el río Tabarcia con sus afluentes, los ríos Negro, Cañas y las quebradas Mina, Mónica y Grande; así como por el río Jorco y el río Viejo con su tributario río Claras. Los ríos Viejo, Claras y las citadas quebradas nacen en el cantón, en la ladera oeste de los cerros Escazú, los cuales presentan una dirección de norte a sur y de noreste a suroeste. Los ríos Negro, Jorco, Viejo y Tabarcia, son límites cantonales; los dos primeros, con Acosta; y los otros con Puriscal.

Historia

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde el cantón de Mora, fue parte de los dominios del cacique Pacacua; el cual estuvo habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Occidente, que a inicios de la conquista, el cacique principal era Coquiva, súbdito de Garavito. Testimonio de ese hecho son los múltiples hallazgos de piezas de cerámica y valiosas figuras de piedra, encontrados en varios lugares de la región, principalmente en las actuales villas Tabarcia y Guayabo; así como en ciudad Colón y en los poblados Jaris y Alto de Quitirrisí. Los aborígenes que residieron en el sitio fueron de espíritu belicoso, quienes mantenían constantes luchas con sus vecinos de la tribu del cacique Adcerrí o Aczarrí.

Esta zona fue descubierta por don Juan de Cavallón en 1560, tres años después es visitada por don Juan Vázquez de Coronado, cuando realizó su viaje a Quepo.

Un documento de 1585 se refiere a que doña Ana de Gómez tenía más de 900 cabezas de ganado en Pacacua.

A finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, se trasladó el pueblo de Pacacua, ubicado en Tabarcia, a un nuevo sitio plano, en la actual ciudad Colón.

En el año de 1604, dada la importancia que adquirió la zona, se erigió la provincia de Pacacua, siendo su gobernador don Francisco de León.

En 1641 siendo gobernador de la provincia de Costa Rica don Rodrigo Arias de Maldonado, en un informe que preparó, señaló que: La doctrina del pueblo de la Asunción de Pacacua de la Real Corona, distante 12 leguas de la ciudad de Cartago, metida en una montaña áspera y rigurosa, de 40 tributarios y en distritos de 6 a 7 leguas, hasta 20 haciendas de trigo y ganado mayor de españoles y mestizos.

En el siglo XIX, se registró una fuerte emigración de familias provenientes de los presentes cantones de Alajuelita, Desamparados y Tibás, así como de los distritos Zapote y Uruca del cantón de San José, principalmente. Llegan a la actual región de Mora, en procura de una parcela para cultivarla y producir productos de subsistencia y de intercambio. Terrenos que adquieren por compra a los indígenas o por denuncios que realizan.

La primera iglesia o convento se construyó en 1575, con advocación a Nuestra Señora de La Asunción, la cual se reparó en varias ocasiones, y hasta 1731 se vuelve a edificar otra; que fue sustituida por una nueva, cerca del lugar donde está ubicado el presente templo. Durante el arzobispado de monseñor don Carlos Humberto Rodríguez Quirós, cuarto arzobispo de Costa Rica, entre los años de 1968 y 1970, se concluyó la construcción de la actual iglesia, es sufragánea de la arquidiócesis de San José, de la provincia eclesiástica de Costa Rica.

En ley No. 63 del 4 de noviembre de 1825, se cita a Pacacua como un pueblo del distrito de Escazú del Departamento Occidental uno de los dos en que se dividió, en esa oportunidad, el territorio del Estado. En el Registro de Linderos de los barrios y cuarteles del Departamento de San José del 30 de noviembre de 1841, aparece Pacacua como un barrio, con los siguientes cuarteles: Corrogres, Las Minas, La Isla, San Antonio y San Pablo. En ley No. 36 del 7 de diciembre de 1848, Pacacua junto con Escazú formaron el cantón segundo de la provincia de San José.

En la administración de don Próspero Fernández Oreamuno, el 23 de mayo de 1883, por ley No 7, se le otorgó, el título de villa a la población de Pacacua, cabecera del cantón creado en esa oportunidad En el presente siglo, en el gobierno de don Alfredo González Flores, se decretó la ley No. 14, del 6 de junio de 1916, que le cambió el nombre a la villa de Pacacua por el de villa Colón, en memoria de Cristóbal Colón que descubrió América en 1492, y a Costa Rica en 1502.

El 19 de julio de 1883, se realizó la primera sesión del Concejo, integrado por los regidores propietarios, señores presbítero Luis Hilario Zumbado, presidente, Salvador Mora, vicepresidente y Bruno Rivera. El secretario municipal fue don Guadalupe Rojas y el jefe político don Juan María Castro.

El primer alumbrado público de Mora fue con faroles de queroceno, en 1884. El alumbrado eléctrico, se inauguró el 8 de diciembre de 1913, en la primera administración de don Ricardo Jiménez Oreamuno.

A finales del siglo pasado se estableció una escuela de primeras letras; en 1928, en el segundo gobierno de don Ricardo, se construyó la escuela, la cual fue bautizada en 1936 con el nombre de Rogelio Fernández Guel, periodista que participó en una insurrección para derrocar la dictadura de don Federico Tinoco Granados. En 1963 se inauguró un nuevo edificio escolar, en la administración de don Francisco Orlich Bolmarcich. El colegio de segunda enseñanza inició sus funciones en 1971, ocupando las instalaciones de la citada escuela con carácter de liceo nocturno; en marzo de 1978 se inauguran las edificaciones del Liceo Diurno de Ciudad Colón, en el gobierno de don Daniel Oduber Quirós.

La cañería empezó a funcionar en 1931, en el segundo gobierno de don Cleto González Víquez.

En ley No. 4574 de 4 de mayo de 1970, se promulgó el Código Municipal, que, en su artículo tercero, le confirió a la villa la categoría de Ciudad, por ser cabecera de cantón.

El nombre del cantón se otorgó mediante ley No.37 de 4 de julio de 1896, en la administración de don Bernardo Soto Alfaro, como testimonio de gratitud nacional, para perpetuar la memoria de los ciudadanos que sirvieron leal y provechosamente a la Patria; beneméritos Expresidentes de la República don Juan Mora Fernández y don Juan Mora Porras; por lo que en esa oportunidad se dispuso que el cantón de Pacacua se denominara en el futuro cantón de Mora.

Distritos

El Cantón de Mora tiene una superficie de 162 km². Se divide en cinco distritos: 

  1. Colón 
  2. Guayabo
  3. Tabarcia
  4. Piedras Negras
  5. Picagres
  6. Jaris
  7. Quitirrisí

Por la buena carretera que lo une a San José, el distrito central de Colón está muy influenciado por la capital. Es allí donde sus habitantes van en busca de trabajo y otros servicios. Podría decirse que Ciudad Colón forma parte ya del área metropolitana. Además, al igual que ocurre en Santa Ana, las grandes fincas están siendo vendidas para construir urbanizaciones de clase media y alta, que luego son habitadas por gente de afuera.

El caso de Guayabo, Tabarcia, Piedras Negras y Picagres es diferente. Estos distritos están bajo la influencia de Puriscal, no sólo por la cercanía geográfica, sino también porque el transporte hacia esa ciudad es mejor. Además, allí hay Oficina de Tránsito, Oficina de Registro Civil, Plantel de Obras Públicas y Transportes, Sede Regional del Ministerio de Salud, mejores colegios y mejores comercios que en Ciudad Colón. A Palmichal, que pertenece al Cantón de Acosta, le ocurre algo parecido: por estar más cerca de y mejor comunicado con el Cantón de Mora, pertenece al Circuito Educativo de Tabarcia y al Área de Salud de Mora.

Pero estas no son las únicas diferencias entre el distrito central y los otros cuatro distritos. Los habitantes del distrito de Colón se dedican a diversos oficios o al comercio, cuando no viajan diariamente a laborar en Santa Ana, Escazú o San José, mientras que los habitantes de Guayabo, Tabarcia, Piedras Negras y Picagres siguen siendo agricultores. Sin embargo, practican una agricultura de subsistencia, por lo que a menudo se ven obligados a buscar trabajo en los centros urbanos, o incluso a emigrar hacia otras regiones. Esto vale también para la reserva indígena de Quitirrisí, que pertenece al distritito de Tabarcia, pero que, por sus peculiaridades, merece capítulo aparte. Precisamente la emigración es la causa por la cual Piedras Negras y Picagres se han ido despoblando. Son los distritos más pobres y menos desarrollados del Cantón. Las pocas personas que aún viven allí suelen cuidar fincas ganaderas o frutales que pertenecen a gentes de fuera del lugar. Piedras Negras es actualmente el distrito que registra menor número de votantes en todo el país. Sus pobladores, unos 300 en total, se sienten tan olvidados por su Municipalidad como los de Picagres. Ambos reclaman más atención pues, entre otras cosas, no tienen carretera asfaltada, lo que dificulta incluso el paso de autobuses.

Tradicionalmente, la economía del Cantón se ha basado en la agricultura -sobre todo caña, frijoles, maíz, café y cítricos-, en la avicultura y en la cría de cerdos. Aún quedan muchos trapiches en la región, pero su existencia se ve amenazada por los bajos precios que la tapa de dulce alcanza en el mercado. Para hacer frente a este problema, los productores de la región se han unido en la Asociación de Productores de Dulce (ASOPRODULCE) y han empezado a exportar azúcar moreno a Europa.

Hacia el futuro, el Cantón de Mora se ve como una zona con potencial turístico y de inversión en materia de servicios, por lo que sus habitantes dedican grandes esfuerzos a su desarrollo cultural y muestran gran celo en la protección de sus recursos naturaleza.